Los desastres naturales llaman la atención en los últimos días, y tanto Italia como Indonesia se vieron severamente afectados.

Las catástrofes naturales protagonizan la agenda internacional, con dos lugares en el mundo que, en lo que va de la semana, cobraron relevancia debido a la magnitud de los desastres de los que fueron víctimas.

Indonesia: un “hijo" del volcán Krakatoa erupciona, y temen por un tsunami

Una gran nube de gases se mantiene sobre el volcán Anak Krakatoa, a unos 150 kilómetros de Jakarta, la capital de Indonesia, y la lava y las cenizas invaden el mar.

Las autoridades indonesias temen lo peor: han elevado la alerta al segundo nivel más alto. Todos los vuelos que pasan cerca del volcán han sido redirigidos y se creó un área de exclusión de cinco kilómetros.

Recomendaron a los residentes que se encuentran cerca de la zona de intensa actividad volcánica que se alejen de las playas por si se repite otro tsunami.

Mientras, los equipos de rescate trabajan a contra reloj para intentar localizar a las más de 150 personas que continúan desaparecidas. Según el último balance oficial más de 430 personas han muerto, cerca de 1500 han resultado heridas y 21.000 ya han abandonado las pequeñas islas del estrecho. Es el segundo año más trágico en la reciente historia de Indonesia después del fatídico tsunami de 2004.

Italia: “Estado de calamidad" en Sicilia tras actividad telúrica en el volcán Etna

Los destrozos se hicieron visibles tras el sismo en Catania. (Reuters)

Tras el terremoto y la erupción del volcán Etna, Sicilia declarará el estado de calamidad y pedirá al Gobierno que conceda el estado de emergencia.

La catástrofe que ha sacudido a Catania este miércoles por la madrugada dejó 30 heridos leves, y sólo una mujer se encuentra en estado más grave. Los edificios más dañados fueron los más antiguos, entre ellos varias iglesias.

El terremoto, de magnitud 4.8 en la escala de Richter, fue parte de un enjambre sísmico vinculado con la actividad eruptiva del Etna, que aún continúa cubierto por una nube de cenizas. La colada de lava disminuyó y el aeropuerto de Catania retomó su funcionamiento.

El sismo se sintió muy fuerte, ya que según el Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología (INGV) tuvo lugar a tan solo un kilómetro de profundidad.

Escuelas y gimnasios han abierto sus puertas a cerca de 600 personas que han visto sus viviendas dañadas o que tienen miedo de volver a casa, mientras que las operaciones de rescate y limpieza continuaban este jueves.

Fuente: Euronews

Mirá las Noticias Destacadas

Un policía retirado fue baleado en barrio San Salvador
Las ventas en supermercados y shopping tuvieron una fuerte caída en mayo
Carlos Paz: buscan a una pareja que se levanta de los bares sin pagar
Este martes a las 22, "El marginal 3" por Canal 10
La UNC abre inscripciones de cursos y talleres para Adultos Mayores