La Casa Blanca anunció que retirará sus tropas de Siria, y policías franceses amenazan con sumarse a los chalecos amarillos.

Las tropas estadounidenses inician su regreso a los Estados Unidos desde Siria, y tendrán entre sesenta y doscientos días para concretar la retirada, en el marco de una nueva etapa en la lucha contra el Estado Islámico (EI).

Así lo afirmó la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, a la agencia Reuters. “Estas victorias sobre el EI en Siria no señalan el final de la Coalición Global [para derrotar a ese grupo terrorista] o su campaña. Hemos comenzado a enviar de vuelta a casa a las tropas estadounidenses al tiempo que pasamos a la siguiente fase de esta campaña", dijo la vocera.

Anteriormente, se informó que las tropas saldrían de Siria de forma inmediata, contabilizando un total de 2 mil soldados estadounidenses que se encuentran en el país de Medio Oriente. Los militares tendrán entre 60 y 100 días para completar la retirada, mientras que el personal diplomático abandonará el país en 24 horas.

Donald Trump tomó la decisión de retirar las tropas, y afirmó que ya no hay motivo alguno para que permanezcan en Siria. “Hemos derrotado al Estado Islámico en Siria, la única razón de nuestra presencia allí durante la Presidencia de Trump", afirmó el primer mandatario.

El retiro de estas tropas, según trascendió, no implica que los militares estadounidenses presentes en Irak, país vecino a Siria, sean retirados. Desde allí, Estados Unidos mantendría la capacidad de atacar el territorio sirio. Además, no afectará a las operaciones aéreas de la coalición liderada por EE.UU., que podrían ser lanzadas desde Catar y otras bases en la región.

Policías franceses amenazan con sumarse a los chalecos amarillos

Hacer frente a la crisis de los “chalecos amarillos” ha sido la gota que ha colmado el vaso de la paciencia policial en Francia. Tras cinco durísimos fines de semana, los sindicatos policiales han anunciado medidas excepcionales de protesta si el Gobierno no responde a sus exigencias: entre estas, acabar con los recortes presupuestarios en seguridad y el pago de millones de horas extras realizadas por los agentes durante años.

Los policías dicen estar extenuados por las medidas de excepción que vive el país debido a la amenaza terrorista y a las movilizaciones, con frecuencia violentas, de las últimas semanas. Paradójicamente, las sirenas azules, como se ha bautizado a la protesta policial, podrían sumarse a los chalecos amarillos.

Uno de los sindicatos policiales ha pedido que se cierren todas las comisarías del país este miércoles, una amenaza que inquieta sobremanera al Ejecutivo. El ministro francés del Interior ha estimado en 275 millones de euros la deuda histórica del Estado francés por las horas extras que no ha pagado a la policía.

Fuentes: Euronews, RT

Mirá las Noticias Destacadas

Las explosiones escuchadas el domingo eran ejercicios militares
Aguas Cordobesas solicita un nuevo aumento: 11,3% desde agosto
Este lunes inicia el juicio por el asesinato de la policía Gabriela Michael
La particular “sentada” con la que San Jorge abandonó la final del Federal A
Villa María: Martín Gill logró la reelección con más del 50% de los votos