Ocurrió esta madrugada en barrio Ameghino Norte. Los agresores serían vecinos.

Los habitantes de una casa ubicada en calle Camilo Isleño al 3400 se despertaron sobresaltados pasadas las 5 de la mañana, cuando un grupo de personas intentó ingresar al domicilio.

“Alrededor de las 5 de la mañana escuchamos un ruido fuertísimo, al asomarme vi como un grupo de vecinos estaban golpeando la puerta con pedazos de cordón cuneta, hasta que la rompieron y quisieron entrar, yo intenté frenarlos con el hombro aunque soy discapacitado y mi hijo vino a ayudarme. Uno de los agresores metió la mano por la ventana destruida, disparó y le dio a mi hijo", relató Raúl Pajón, el dueño de la casa atacada.

La víctima del brutal ataque aseguró conocer a los agresores por tratarse de vecinos de que viven muy cerca del lugar. “Nosotros no hemos tenido problemas con ellos, pueden haber tenido inconvenientes con algún familiar, pero nosotros no tenemos nada que ver”, explicó Pajón al ser consultado por las posibles motivaciones del ataque.

La policía investiga el confuso episodio por el que aun no hay detenidos, en tanto el joven herido permanece en el Hospital de Urgencias.