El jugador argentino, a punto de consagrarse campeón, busca la triple corona que le devuelva la gloria perdida del balón de oro.

Lionel Messi con Barcelona está a un paso de ganar en una misma temporada la Liga de España, la Copa del Rey y, fundamentalmente, la Copa de Campeones.

Este sábado, a las 15 45 de nuestro país, el Barsa recibirá al Levante. Y jugará con el resultado de su más inmediato perseguidor, el Atlético de Madrid del Cholo Simeone.

Si pierde con el Valladolid por la mañana de la Argentina, Messi y compañía festejarán el título antes de su encuentro.

Y sería una muy buena noticia para Valverde y el rosarino, ya que pondrían todos los esfuerzos en el partido frente al Liverpool, del próximo miércoles a las 16 horas.

La máxima competencia a nivel clubes del mundo es la gran cuenta pendiente del crack. Sobre todo en la disputa personal con Cristiano Ronaldo. Y también para romper con la hegemonía del Real Madrid.

El portugués se adelantó a la transición de la Casa Blanca y partió para la Juventus en Italia.

El actual monarca del calcio italiano quedó en el camino luego de perder contra el sorprendente Ajax de Holanda.

Sin su principal competencia directa, Messi tiene el escenario preparado para regresar a lo más alto del fútbol europeo. De ahí, a convertirse en el mejor jugador de la temporada hay un paso. Y encima tendrá en julio, la chance de poder revalidar en su sueño postergado: la selección nacional.

La Copa América podría ser la frutilla del postre y el momento de empezar a pagar una deuda interna.

Mirá las Noticias Destacadas