El jugador italiano se hará la revisación médica durante la mañana y en la tarde tomaría contacto con Gustavo Alfaro y el plantel.

Esta mañana, bien temprano, Danielle De Rossi apareció en el aeropuerto de Ezeiza. El volante italiano, jugador por siempre de la Roma, ganador de la Copa del Mundo con la selección de su país en 2006, puso sus pies en Argentina pasar afrontar el último desafío de su carrera, tras el cual llegará su indefectible retiro de la actividad profesional.

De Rossi no tuvo que caminar mucho por los pasillos de la aeroestación para darse cuenta del clima que su llegada ha generado en los ámbitos boquenses. Un grupo nutrido de hinchas fueron a recibirlo y al grito de “Dale Boca" le dio la bienvenida.

El eterno volante central de la Roma puede sentirse agraciado porque ya Diego Maradona lo bendijo con su saludo en las redes sociales. Y el efecto multiplicador de cada gesto del “10" actúa de inmediato en la “sociedad xeneize".

Boca Juniors como institución saludó su arribo y sin que haya una confirmación oficial se estima que durante la mañana De Rossi se hará la revisación médica y por la tarde tomará contacto con el cuerpo técnico liderado por Gustavo Alfaro y con sus nuevos compañeros.

El ex integrante de la selección “azurra" no podrá jugar el partido revancha de la Copa Libertadores ante Athletico Paranaense, pero sí podrá hacerlo en la serie de cuartos de final, si Alfaro así lo decide. Por lo pronto, no tendrá ningún inconveniente en participar en los partidos de la Superliga.

Mirá las Noticias Destacadas