El Aprevide acusa a Agustín Levy, flamante mandatario de Almirante Brown de Buenos Aires, por “sus vínculos con la barra de Boca”.

Un particular caso se produjo en las últimas horas y tiene como escenario el fútbol argentino.

Es que, en las elecciones de renovación de autoridades, el Club Almirante Brown de Buenos Aires, que milita en la Primera B Metropolitana,más de la mitad de los socios eligieron como presidente a Agustín Levy.

El ahora dirigente integra “la segunda línea” de la barrabrava de Boca Juniors, y en 2012 estuvo preso acusado de colaborar con el encubrimiento de su “colega” Maximiliano Mazzaro, sobre quien pesaba un pedido de captura.

Pero en medio de los festejos, salió Juan Manuel Lugones, desde las redes sociales, a anunciar que las autoridades de la Agencia de Prevención de Violencia en el Deporte (Aprevide) tomarán medidas.

“Vamos a prohibir la concurrencia a espectáculos deportivos de Maximiliano Levy electo presidente de Almirante Brown y vamos a pedirle a la AFA que evalué la situación de Almirante Brown… la APreViDe no tiene complicidades con las mafias en el futbol, ni con barrabravas, ni con ex barrabravas que intentan blanquearse en las comisiones de los clubes”, graficó, vía twitter el presidente del organismo.