Daniel Passerini cargó contra Mario Negri, Luis Juez y Ramón Mestre por no ser parte de un gobierno que provocó “un desastre económico”.

En sus primeras horas como candidato a viceintendente de la ciudad, Daniel Passerini no duda en destacar que Córdoba cuenta con una oportunidad histórica: recuperar la coincidencia de signos políticos entre el gobierno de la provincia y el gobierno de la ciudad.

Refiere, claro está, al favoritismo con el que parece correr Martín Llaryora, líder de la lista de Hacemos por Córdoba, frente a sus rivales en la carrera por la intendencia. De ratificarse las proyecciones, ambas gestiones quedarán en manos de la flamante alianza que tiene como pívot al peronismo provincial.

Aquella coincidencia de signos políticos es la que saca a relucir para sus rivales en los comicios de mayo: aún cuando acudan por separado, tras la ruptura de Cambiemos Córdoba, Luis Juez, Mario Negri y Ramón Mestre representan a un gobierno nacional que ha conducido al país a una crisis económica de gravosas consecuencias.

“Hace dos años que recorro los barrios. En los últimos meses se ha vuelto muy difícil plantear en una reunión temas de la Municipalidad. Hoy la gente tira arriba de la mesa que no le alcanza el sueldo, que no tiene trabajo, que no alcanza para el transporte, que no llena el canasto. La agenda del desastre económico de Cambiemos ha sobrepasado todo. El gobierno de Macri, en tres años y medio, ha empeorado la situación. Eso es objetivo. Y lo más grave es que uno escucha a los dirigentes de Cambiemos, Negri, Mestre, Juez, hablando de cosas que no están pasando en realidad. El ministro Dujovne dice que la inflación está controlada, que los salarios crecen, que el empleo crece… Si no fuera el ministro de Economía, uno pensaría que es un stand up de mal gusto. La situación en la cual este gobierno dejará a la Argentina es muchísimo peor a lo que imaginamos", dijo al programa Mirá Quién Habla de FM 102.3

La prestación del servicio de transporte urbano es precisamente uno de los principales problemas que diagnostica el ex legislador. “Se siente la falta de colectivos.  No existe la cantidad que dicen los pliegos", aseguró.

Junto a ello, el deficiente servicio de recolección de residuos. “Es simple de resolver para una gestión responsable", afirmó. También la contaminación ambiental por líquidos cloacales. “La síntesis de todos esos problemas es la falta de una gestión municipal que se haya dedicado a las prioridades que los vecinos le fijan. Todos pagamos una tasa para recibir un servicio, esto no está pasando en Córdoba. Acá se paga mucho más por lo poco que se recibe", explicó.

En diálogo con la FM de los SRT, el ex intendente de Cruz Alta destacó que en la ciudad no ha habido obras de envergadura desde la gestión de Rubén Américo Martí, quien concluyera su gobierno en 1999. “Arrancaremos la gestión con una gran innovación en materia de infraestructura y servicios, que es el cierre del anillo de Circunvalación. Eso permitirá planificar la ciudad de una manera diferente, con una logística de transporte distinta. Será la gran oportunidad de una transformación en serio de la ciudad. La complementación de acciones, no la superposición, con el gobierno de la Provincia van a ser claves para el desarrollo", puntualizó.

Para Passerini, las chances electorales del peronismo local no se ven afectadas por la ausencia, nuevamente, de Olga Riutort en el entramado.

“Trabajamos para que nuestro espacio sea lo más amplio posible, conteniendo a todas las expresiones del peronismo, de todos los sectores progresistas que quieren un estado presente, para llegar a una síntesis lo más potente posible. Siempre dijimos que no había que anteponer intereses individuales por sobre el colectivo. En mi caso, yo quería ser intendente. Pero estoy sumando desde el lugar del que pueda ser útil para que gane la ciudad. Olga priorizó su decisión individual. Seguimos teniendo una muy buena relación. Estaremos compitiendo", aseveró.

Sorpresa

El ex legislador aseguró que la decisión de Pablo Carro de renunciar a su candidatura a gobernador lo tomó por sorpresa. “Me enteré por un tuit", dijo.

Añadió que la renuncia “de ninguna manera fue por un acuerdo político con nuestro espacio. Eso lo puedo garantizar", afirmó.

Segunda vuelta

En caso de un posible balotaje en las elecciones presidenciales de octubre, Passerini se mostró enfático. “El único que ha dicho que va a ser candidato es a quien seguro no voy a votar, que es el actual presidente".

Mirá las Noticias Destacadas