El proyecto puso un pie en Chile donde vende sus productos de asistencia para personas ciegas.

El Proyecto Caecus ha dado otro enorme paso en un desarrollo de sólo tres años. Desde agosto sus anteojos diseñados para personas ciegas se venden en la República de Chile.

Se trata, según afirma Lucas Sala, CEO y cofundador del emprendimiento, de la primera fase de un ambicioso proyecto para “ayudar a personas con esta discapacidad en países limítrofes, a precios accesibles".

En primera instancia comerciarán sus lentes, el producto insignia del proyecto que en enero del corriente año tomó la forma de empresa.

“Son anteojos inteligentes, que potencian las capacidades de la persona cuando se inserta en la vía pública. Tienen dos sensores láser, sincronizados con dos motores vibradores que detectan la presencia de cualquier objeto ubicado de la cintura hacia arriba. Así evitamos lesiones en la calle, que pueden ser producidas por una rama, un cartel, una ventana abierta", explica Sala.

La segunda función de los anteojos brinda ayuda georreferencial para trayectos habituales de los usuarios. Para ello, trabajan de manera articulada con una app para teléfonos móviles.

“Es una guía con indicaciones del trayecto que se debe seguir para ir de un lugar a otro, para que la persona pueda moverse con mayor autonomía. Aquí el teléfono se sincroniza automáticamente al anteojo y va enviando, vía bluetooth, las indicaciones, que se van reproduciendo en el parlante que tiene el dispositivo", añade el futuro ingeniero.

El dispositivo puede conseguirse desde los 12 mil pesos, una cifra sensiblemente inferior al valor de sus competidores, que cotizan en dólares.

Una de las claves para que el producto resulte accesible también en términos económicos es su composición: Caecus recicla componentes de otros dispositivos en desuso, tales como notebooks, celulares, tablets, etc. “Todo lo que es motor vibrador, parlantes y baterías se hace a través de la recolección de tecnología obsoleta", precisa Sala.

La recolección de tales materiales se realiza en stands ubicados en puntos estratégicos de la ciudad: Patio Olmos, la sede Córdoba de la UTN y la sede la Universidad Siglo 21.

Evolución

Asistencia integral y colaborativa. Tal es el objetivo que persigue el proyecto Caecus. Para ello planea incorporar nuevas funcionalidades.

“Estamos trabajando con una evolución del anteojo que reconoce y describe rostros y objetos a través de la cámara digital. También en una asistencia remota para que cualquier miembro de la familia pueda asistir a la persona con discapacidad en la calle", anticipa Sala.

Mirá las Noticias Destacadas