Un extraño fenómeno se dio entre Santa Helena de Goiás y Maurilandia. Los fuegos fueron controlados.

En la semana se dio un extraño fenómeno natural en Brasil, más precisamente entre Santa Helena de Goiás y Maurilandia. Dos “tornados de fuego" se formaron en un campo y alcanzaron una altura considerable.

Esta particularidad climatológica, también denominada “remolino de fuego", comienza cuando un incendio adquiere una columna de aire giratoria vertical. Este episodio climático puede alcanzar hasta un kilómetro de alto.

Por lo general, estos remolinos se forman durante incendios forestales y ayudan a que las llamas se expandan con mayor velocidad. Esto implica una dificultad para quienes trabajan para apagar los incendios, sobre todo en época seca.

Según indicaron medios locales, el suceso ocurrió mientras los trabajadores del lugar trabajaban para controlar los incendios que azotan a la zona desde hace días. En ese contexto, comenzaron a producirse fuertes vientos que propiciaron la formación del remolino de fuego.

La imagen quedó registrada en una serie de videos que se compartieron en las redes y generaron todo tipo de reacciones.

Mirá las Noticias Destacadas