A la hora de pagar la cuenta en un restó, a veces, podés dejar un ojo o un huevo. Pero en Francia hay un lugar donde te dejan en pelotas, literalmente.

Mirá las Noticias Destacadas