Hay nombres que se han convertido en verbo y no, justamente, porque han hecho algo bueno por la humanidad. Por ejemplo: Icardear, Larretear, Borocotear.

Mirá las Noticias Destacadas