El Gobierno nacional dispuso bajar la presión en los aumentos de este servicio. Aumentarán en el verano, cuando el consumo es inferior.

Las autoridades del Palacio de Hacienda anunciaron que la tarifa del servicio de gas no tendrá incrementos durante el próximo invierno y que los costos serán los mismos que en mismo período de 2018.

De esta manera, la factura tendrá un descuento del 20 por ciento en los próximos meses que son aquellos donde se registra un mayor consumo por aprte de la población, debido al incremento de las temperaturas.

La diferencia que surja de no aplicar los incrementos pautados se cobrará luego en los meses de verano, a partir de diciembre, cuando el consumo es sensiblemente menor.

Asimismo, los intereses por este diferimiento en el cobro quedarán a cargo del Estado nacional, según puntualizaron. La decisión del Gobierno nacional beneficiará sólo a los usuarios residenciales y no para las empresas.

La medida se adoptó luego de que dirigentes del radicalismo, incorporados dentro de la alianza Cambiemos, cuestionaran los incrementos de las tarifas de servicios públicos.