Militantes recorrerán CABA y la provincia de Buenos Aires e incrementarán actividad en redes sociales. El Gobierno también usará Whatsapp.

A seis semanas del vencimiento del plazo para la inscripción de fuerzas que participarán en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), la alianza Cambiemos comienza a fortalecer sus acciones de propaganda de actos de gobierno y, consecuentemente, captación de voluntades.

Este martes inició la campaña denominada “Defensores del Cambio”. Contará con unos 300 mil voluntarios, que realizarán acciones en el terreno real y en las redes sociales. Los fondos provendrían de la jefatura de Gabinete, a cargo de Marcos Peña, desde donde también se coordinará cada paso.

Según afirman desde el gobierno, los participantes iniciales son voluntarios que se incorporaron en 2015 y continuaron “colaborando” con las campañas organizadas por el Gobierno. Tendrán como primera misión recorrer las calles de la ciudad de Buenos Aires y de la provincia homónima para intentar para recoger testimonios críticos pero, esencialmente, destacar las acciones llevadas adelante por la Nación en estos años, en las zonas elegidas.

En otras palabras, deberán intentar revertir voluntades contrarias a la reelección de Mauricio Macri, en momentos en que la imagen negativa del presidente oscila en torno al 60%, con una crisis económica que no da tregua.

La elección de estas jurisdicciones no es casual. Por un lado, la CABA aglutina buena parte del voto duro de Cambiemos. También concentra el mayor rechazo al kirchnerismo. Por otra parte, la provincia de Buenos Aires es el distrito electoral más grande del país. Ambos territorios, además, cuentan con gobiernos del PRO: Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal, respectivamente.

El terreno virtual

De manera simultánea, los Defensores del Cambio difunden consignas y comparten videos a través de las redes sociales. En ellos, llaman a “defender el cambio” y señalan que “es el momento de ser protagonistas”.

A través de una fan page de Facebook intercambian argumentos a favor de la actual gestión y elaboran memes.

Imágenes y videos, muchos de ellos con testimonios de ciudadanos “comunes”, también se reparten en cuentas de Twitter e Instagram. Se priorizan, claro, contenidos vinculados a las zonas de acción.

El plato fuerte serán los grupos de Whatsapp donde se concentrarán muchas acciones de “micromilitancia”. Desde la jefatura de Gabinete consideran que el sistema de mensajería resultará crucial para la difusión de consignas vinculadas a cuestiones “cotidianas” y que no ameriten respuestas por parte de los usuarios. Toman como referencia lo sucedido en Brasil con la elección que permitió el triunfo de Jair Bolsonaro.

Quienes quieran sumarse a los voluntarios pueden ingresar a un sitio específico, al que se registran con el nombre y una dirección de correo electrónico.