El presidente de la Nación hizo varias menciones sobre la libertad de prensa como “absoluta” y “tan grande que se volvió transparente”.

“La Argentina tiene la más amplia liberta de prensa de su historia”, inició un hilo de tweets del presidente de la Nación Mauricio Macri, donde hizo referencia a la reunión de la Sociedad Interamericana de Prensa que se realizó la semana pasada.

Así también, citó a Daniel Dessein, presidente del diario La Gaceta y presidente de la Comisión de Libertad de Prensa de ADEPA quien había dicho: “En el país rige una amplia libertad de expresión y de prensa, que se manifiesta en un sistema periódico de rendición de cuentas, niveles crecientes de transparencia, comparecencias constantes de funcionarios ante la prensa y la eliminación de las prácticas de hostigamiento que sufrieron periodistas y medios en etapas anteriores".

Seguidamente, el mandatario reiteró el “propósito” del gobierno de “representar un cambio profundo que ya existía en el corazón de los argentinos” y es en “el respeto por la libertad de expresión y de prensa son tal vez los más importantes para la democracia” donde se manifiesta.

“Hoy en Argentina la libertad es absoluta. Es tan grande que se volvió transparente. Pero conviene recordar que lo que vivimos es el resultado de haber abandonado para siempre los mecanismos encubiertos que usaron gobiernos anteriores para someter a la libertad”, sentenció Macri este domingo.

Expresó también que “nunca antes se gastó menos plata en pauta publicitaria que en este gobierno (…) no se usa la publicidad oficial como un mecanismo para domesticar medios o someter periodistas como sí se hacía antes”.

Manifestó que no intervienen ni influyen en las decisiones editoriales y que no presionan ni cuestionan la tarea de los medios ni de los profesionales de prensa. “No descalificamos, no aceptamos que se “juzguen” periodistas en la Plaza de Mayo como sucedió hace apenas 9 años atrás”, siguió.

Tampoco “aceptamos que se escupa la imagen de personas públicas, no insultamos, no entramos como matones a los diarios ni los rompemos, no derribamos antenas, no creamos programas de propaganda para atacar a quienes piensan distinto ni usamos el fútbol para elogiarnos o perseguir”.

El presidente twitteó sobre cambios de horarios de programas y bloqueos: “No cambiamos los horarios de los partidos de fútbol para perjudicar el rating de programas de TV, no compramos medios con intermediarios que evaden impuestos, no bloqueamos los camiones de los diarios. No hacemos nada en contra de la libertad de expresión”.

“No le tenemos miedo a la libertad. Sabemos que los argentinos queremos ser libres para siempre. Cambiamos”, concluyó.