La candidata a presidenta por el Nuevo MAS asegura que “en la calle la gente pide alternativas, caras nuevas”.

Manuela Castañeira, candidata a presidenta por el Nuevo MAS, no cree que exista una definitiva polarización del electorado de cara a las elecciones presidenciales que tendrán su primer capítulo, eliminatorio, el próximo domingo 11 de agosto.

En otras palabras, la única mujer postulante a la jefatura del gobierno nacional, cree que el escenario de opción binaria, con Mauricio Macri y Alberto Fernández como posibilidades reales, no se ha establecido “como dicen los medios".

“Se intenta mucho cerrar que la elección ya estaría polarizada y no hay nada fuera de eso. Soy socióloga y reviso mucho las encuestas y los estudios de opinión, por eso digo que estadísticamente no estamos en una situación de polarización. Pero no sólo lo digo desde lo técnico, sino también por lo que siento en las recorridas por las calles. Allí la gente pide una alternativa", dijo al programa Entre Nosotros Rebeca.

Además, destacó que se trata de una maniobra que empobrece la discusión política en momentos en que la crisis económica requiere soluciones concretas.

“La polarización daña el debate porque la enfoca sólo en el mal menor. Ninguno es bueno, ninguno tiene una propuesta superadora. ¿Qué salida dan a la crisis? ¿Con más ajuste?", se preguntó.

Por otra parte, sobre la dispersión de los partidos de izquierda, destacó que el Nuevo MAS propuso una unión, la cual no fue siquiera considerada por el Frente de Izquierda Unidad.

“Del Caño me clavó el visto. “, bromeó.

No obstante rechazó la decisión de aquel espacio de expulsar a su creador, Jorge Altamira. “El FIT estaba estancado y echan gente, eso no se hace", fustigó.

Al mismo tiempo Castañeira destacó que su frente se referencia en la lucha de “los jóvenes, los trabajadores y las mujeres".

Mirá la nota completa.

Mirá las Noticias Destacadas