El candidato a gobernador por Córdoba Cambia citó como ejemplo “la causa que involucra a Manuel Calvo”.

En plena gira proselitista, Mario Negri continúa apuntando sus dardos sobre los presuntos casos de corrupción que involucran al peronismo cordobés, tras 20 años en el gobierno provincial.

“En Córdoba existe un silencio que aturde y le llaman a eso civilidad política, pero se puede convivir aun con pasión, levantando la voz e inclusive discutiendo. Lo que no es civilidad es el silencio eterno, quieren convertir en tumba lo que está al borde del delito”, expresó el candidato a gobernador por Córdoba Cambia.

El también diputado nacional empleó tal contexto para continuar atenuando las declaraciones realizadas por Elisa Carrió, quien había expresado “gracias a dios que murió De la Sota”.

“En Córdoba hay miedo de hablar. Nadie se anima a preguntar por la causa que involucra al candidato a vicegobernador del oficialismo. El sí está vivo y puede explicar la explosión que tuvo su patrimonio y el de las empresas que contrató”, manifestó Negri.

“Cuando uno va cumpliendo años se acorta la distancia con el futuro pero gana en libertad, y yo no me voy a callar más sobre la Córdoba que no dejan hablar, sobre la Córdoba que no tiene voz que te atropella, es lo mínimo que puedo hacer”, sentenció.

Para concluir, y respecto de aquella declaraciones de la líder de la Coalición Cívica, el ex vicegobernador señaló: “Se equivocó y pidió disculpas, nadie puede dudar de su honestidad intelectual, se pueden pelear, se pueden enojar, pero les da bronca que no le pueden decir ladrona ni que se queda con lo ajeno”.