El enganche de Talleres, quien jugará el Mundial Sub 20 con la Selección, reconoció que jugar en La Bombonera “es algo hermoso”.

La aparición de Gonzalo Maroni en la Primera de Boca ilusionó a los hinchas, pero su presencia en el equipo fue diluyéndose hasta culminar en una cesión a Talleres para sumar minutos de juego. Sin embargo, la voluntad del jugador sigue intacta: quiere volver a vestir la camiseta azul y oro.

“Ahora estoy 100 por ciento enfocado en jugar con la Selección, pero las ganas de volver a Boca están y vamos a ver qué pasa después del Mundial”, contó a Infobae desde Benidorm, en la región de Valencia, donde el plantel albiceleste se prepara para el torneo que disputará en Polonia entre el 25 de mayo y el 16 de junio.

Maroni se formó en las Inferiores de Instituto, donde debutó en Primera a los 16 años. En 2015 fue transferido a Boca. El 30 de abril de 2017 debutó hizo su estreno como titular en el Xeneize ante Arsenal, con gol incluido. Sin embargo, Guillermo Barros Schelotto lo relegó al banco de suplentes y lo obligó a buscar nuevos horizontes en busca de continuidad.

“Fue algo hermoso. No quiero que eso me quede como un recuerdo, quiero que se haga constante. Vamos a hacer lo posible para volver al club y que vuelva a pasar”, cerró el enganche. ¿Tendrá una nueva oportunidad con Gustavo Alfaro en el banco?

Mirá las Noticias Destacadas