El presidente sostuvo un frondoso contacto con la provincia, que le otorgó buena parte de los votos para ganar el balotaje.

No habrá foto con el gobernador Juan Schiaretti, aunque pese a los chispazos públicos, la relación no está rota ni mucho menos.

Mauricio Macri lanza Juntos por el Cambio este viernes con un acto en Forja, en la ciudad de Córdoba, y renueva el contacto con un territorio al que aduce deberle sus orígenes a nivel nacional y el triunfo de 2015 en el balotaje.

Casi de manera conveniente, el presidente no fue parte de la campaña para Gobernador, debido a que una disputa interna dejó al espacio, mentado en el radicalismo local, con dos candidatos.

¿El resultado? Un triunfo comodísimo del “Gringo”.

Es el mismo con el que bailó en la Plaza de la localidad de Hernando, la tierra del maní, la mañana del 4 de noviembre de 2016.

Inversiones en Fiat y visitas reiteradas siguieron su camino con posterioridad, durante la gestión.

Mucho antes, en septiembre de 2014, Pedro Dellarossa había logrado convocar a los máximos exponentes del Pro y el radicalismo, con un triunfo en la intendencia de Marcos Juárez.

Era octubre de 2015 cuando el Orfeo Superdomo lo vio subir al estrado en el cierre de su campaña rumbo a las elecciones generales, donde lo votaron más de 1.100.000 cordobeses.

Esos mismos comicios lo catapultaron a un balotaje con Daniel Scioli, con triunfo posterior y otros 400.000 votos cosechados en el territorio: en total, lo eligió el 70 por ciento de la provincia.

Macri no ocultó nunca su contacto con la provincia, remarcando que era su “casa” y que “el motor de la Argentina”.

Eso sí, en el inicio de la campaña rumbo a las elecciones legislativas de 2017, es recordado un cruce, en plena conferencia, entre Macri y Schiaretti, impuestos y obras mediante.

En la provincia Oscar Aguad fue su primer candidato a gobernador, hace cuatro años, con una performance que pareció dejarlo tan conforme como para mantenerlo este tiempo como ministro: primero de Comunicaciones, luego de Defensa.

La figura confrontativa, por otro lado, fue Luis Juez, que ya en 2015 eligió competir con Ramón Mestre, el candidato de la alianza.

Como consecuencia, fue bajada su postulación a Senador, y ya se sabe cómo concluyó siendo embajador de Ecuador. Hoy, de todas formas, sigue siendo funcionario.

Macri tendría la decisión tomada, a su vez, de cerrar su campaña para las PASO en Córdoba. Una vez más, necesita de sus votantes.

Mirá las Noticias Destacadas