Ocurrió en la mañana del domingo, en Uspallata. Las víctimas: una mujer embarazada, su hija y el hijo de una pareja amiga.

Este domingo pasado un colectivo de la empresa Buses Ahumada desbarrancó en Uspallata, en el l kilómetro 1155 de la ruta nacional 7, dejando un saldo de tres personas fallecidas y 44 heridas.

Se trata de Esteban Felipe de 10 años, Maritza Ramos Chana, de 35 y embarazada y su hija Mihe Calderon Ramos de 3 años.

El micro había salido el sábado a las 21.30 desde Santiago de Chile, con destino a Mendoza.

Por la tarde del domingo, 35 personas recibieron el alta. De ellos, 17 fueron traslados desde Uspallata a Mendoza. El resto se fueron por sus propios medios a sus domicilios en San Rafael y la ciudad de Mendoza.

El chofer, que según habría declarado que se quedó dormido, se encuentra ileso y demorado por la Policía, a disposición de la fiscalía interviniente, al igual que su compañero.

Mirá las Noticias Destacadas