Puso en duda el énfasis del club catalán en contratar a Neymar y pidió por Carles Puyol como director deportivo.

Cuando aumentan las dudas sobre la recuperación de su lesión muscular, que le ha impedido jugar en el comienzo de la temporada, Lionel Messi habló de varios temas importantes para la comunidad del Barcelona, en particular sobre sus ganas de permanecer en el club y su necesidad de seguir obteniendo títulos.

Lo hizo en una nota exclusiva con el diario catalán Sport, en la que también incursionó sobre la frustrada incorporación de Neymar, las últimas temporadas del Barsa, la jerarquía del actual plantel, su vínculo contractual con el club y su relación con su esposa, Antonella Rocuzzo.

Con relación a sus ganas de seguir en la entidad culé, esto dijo: “…quiero estar en el Barcelona todo lo que pueda, hacer toda mi carrera porque esta es mi casa. Tampoco quiero tener un contrato largo y quedarme aquí porque tengo un contrato, sino porque quiero estar bien físicamente, jugar y ser importante y ver que hay un proyecto ganador. Quiero seguir ganando cosas en el club, quiero seguir consiguiendo cosas importantes. Y para mí no significa nada la cláusula o el dinero. Me muevo por otras cosas. Lo más importante para mí es tener un proyecto ganador”.

En relación a la posibilidad de que Carles Puyol (compañero de Messi y capitán del equipo en su etapa como jugador) sea director deportivo, manifestó lo siguiente: “No sé si él querrá ni cuál es su idea, pero va a encaminado a eso. Puyon sería ideal para ese cargo. No sé si a él le gusta o no porque no lo hablé con él. Como imagen y lo que fue como jugador y lo que significa para este club, sería una elección muy buena”.

En cuanto a la conformación del actual plantel, el rosarino opinó: “El año pasado también teníamos una gran plantilla. Teníamos muy buena plantilla. Vinieron jugadores muy importantes. Hoy por hoy tenemos muchas variantes, muchos recambios, jugadores tanto en el medio o arriba. Estamos muy  bien pero el año nos marcara si es mejor o no a nivel de lo que consigamos”.

Sobre las versiones que hablan del peso de sus opiniones en el club, aclaró: “Estoy más que acostumbrado que se digan estas cosas. Quedó más que demostrado que no es así. También me pasa con la selección. Dicen que pongo los jugadores o los técnicos o que lo hace mi papá. Es algo normal que me pasa. No le doy más importancia. Yo sé cuál es la realidad, mi función y no entro a valorar estas cosas”.

En cuanto a la frustración que le generó la trunca reincorporación de Neymar al Barsa, destacó: “Me hubiera gustado que viniera y que estuviera con nosotros, pero como dije antes, tenemos una plantilla espectacular para optar a todo sin él también. Decepcionado, no. Simplemente, me hubiera gustado volver a jugar con él. Nada más”.

Y sobre su relación con su mujer, Antonella, fue muy elocuente: “(Antonella) lo es todo para mí. Tenerla a mi lado me simplifica muchas cosas. Nos conocemos de hace mucho tiempo, me conoce a la perfección. Sabe cómo entrarme en cada momento, especialmente en los malos. Es una persona que prácticamente no tiene días malos, que siempre está de buen humor. Es una compañera espectacular”.

Mirá las Noticias Destacadas