El intendente de Córdoba y candidato a gobernador por la UCR pidió al presidente Macri “que se deje ayudar”.

Ramón Mestre volvió a señalar la necesidad de una reformulación de la conformación de la alianza Cambiemos (integrada por la Unión Cívica Radical, el PRO, la Coalición Cívica y el Frente Cívico), a cargo del gobierno nacional desde el 2015.

En una entrevista con el diario Ámbito Financiero, el intendente de la ciudad de Córdoba señaló “quiero un Cambiemos distinto, que cumpla con lo prometido en 2015 y 2017”.

“Gane o pierda el radicalismo, deberá plantar las bases para un nuevo Cambiemos, que escuche y esté más cerca de la gente”, dijo el candidato a gobernador por la UCR.

Aunque aseguró que un triunfo suyo en las elecciones provinciales del 12 de mayo fortalecerá al proyecto de Cambiemos, él quiere un “Cambiemos distinto”. “Quiero que se cumpla con lo que se prometió en 2015 y 2017 y me encantaría que el Presidente se deje ayudar. El radicalismo tiene mucho para ayudar”, señaló.

Sobre el modo en que podría llegar dicha ayuda, el ex senador señaló que su partido debe ser escuchado. “Permitir que nosotros opinemos, planteando propuestas, soluciones. Tenemos la experiencia de gestión de 460 municipios, que son mucho más que las tres gobernaciones”, detalló.

También cargó contra Mario Negri y distintos sectores del PRO por la ruptura de la alianza Cambiemos en Córdoba. “Ellos van a tener que explicar junto con los dirigentes nacionales del PRO por qué hicieron lo que hicieron en Córdoba. El radicalismo va a salir muy fortalecido, porque ellos decidieron romper Cambiemos en Córdoba e imponer un candidato, y no permitieron la democracia interna”, fustigó.

Sobre la situación de la provincia, consideró que la actual gestión de Unión por Córdoba ha agudizado las consecuencias de una crisis que es general.

“En Córdoba Schiaretti ha hecho todo para profundizar la crisis. Tenemos las tarifas de luz más caras de todo el país, el “costo Córdoba” con los impuestos más altos de toda la Argentina. Y eso hace que nuestra provincia sea la menos competitiva de todo el país. Y tenemos una deuda económica y una deuda social escandalosa, sumado a un sistema de educación y de salud que están en terapia intensiva”, puntualizó.

No obstante, consideró que “no hay margen para que vuelva a gobernar el populismo”. “No hay plan B, ya lo he dicho, lo que tenemos que hacer es refundar Cambiemos y seguir transformando el país”, añadió.

También desestimó que exista un “acuerdo” entre Schiaretti y Macri. “No creo que haya un pacto de esas características. Pero a Macri lo asesoraron mal, y eso termina siendo funcional a que nada cambie en Córdoba. Yo estuve gobernando ocho años la ciudad más grande de la Argentina y creo que subestimaron todo lo que hicimos por el proyecto de Cambiemos. Me parece que tienen que escuchar más a los que queremos cambiar de verdad, los que queremos ayudar y los que venimos trabajando desde hace años para dejar atrás el populismo”, sentenció.

Mirá las Noticias Destacadas