Según un informe de coyuntura, la mayoría de los empresarios no prevé recuperarse durante 2019 de la caída en el segundo semestre de 2018.

El sector metalúrgico sufrió caídas de producción, empleo y rentabilidad durante la segunda mitad del 2018 y la mayoría de las empresas no tienen perspectiva de recuperación para el año 2019.

Durante el segundo semestre del año pasado, cuatro de cada diez compañías del sector tuvieron rentabilidad negativa. La producción en el mismo período se redujo en un 7,1 por ciento y el empleo bajó 3,5 por ciento entre julio y diciembre de 2018, en comparación con el mismo período de 2017.

Estos datos se desprenden de un informe realizado por la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (Adimra), que refleja la coyuntura en las metalúrgicas hasta diciembre de 2018.

Las causas que afectaron más a la producción fueron, de acuerdo al informe, el impacto de los costos energéticos y de los insumos siderúrgicos en la actividad metalúrgica y la caída en la demanda, que generan una gran capacidad ociosa y una menor disposición a invertir.

En el informe se reflejan las pocas expectativas de los metalúrgicos de que la situación mejore. El 52 por ciento prevé una menor producción, mientras que el 19 cree que la actividad va a crecer.

En cuanto al empleo, el 35 por ciento de los empresarios espera una disminución de los puestos de trabajo, el 58 por ciento no espera cambios, y sólo el 8 por ciento cree que habrá un incremento.

La capacidad ociosa es otro de los problemas en el sector. La industria metalúrgica está entre las que menos utilización de capacidad instalada tiene entre todos los sectores industriales, con un 53,5 por ciento.

“En el marco de un escenario recesivo para el sector a nivel general en el segundo semestre de 2018, el porcentaje de los ingresos por ventas destinado a inversión cayó a 4,9% y se ubicó en 5,3% para el promedio de 2018", según expresa el informe.

En detalle, los segmentos cuya actividad cayó más dentro del sector metalúrgico fueron: carrocerías, remolques y semirremolques (20,1 por ciento) y maquinaria agrícola (15,7 por ciento), equipos y aparatos eléctricos (6,8 por ciento), productos de metal (5,9 por ciento) y autopartes (3,9 por ciento).

Mirá las Noticias Destacadas