Tailandia venía de perder 13-0 con Estados Unidos, caía 4-0 ante Suecia y Sung-Ngoen logró el descuento. Desató la emoción en el banco.

Tailandia venía de perder frente a Estados Unidos por 13-0, el resultado más abultado en la historia de los Mundiales de fútbol femenino.

Las asiáticas cayeron por 5-1 ante Suecia en la segunda jornada del Grupo F y pese a la derrota protagonizaron el que quizás sea el momento más emotivo que se verá en Francia.

Con el resultado 0-4 y cuando el partido entraba en el descuento, Kanjana Sung-Ngoen se escapó por la derecha, se metió en el área y sacó un remate que se metió en el primer palo. El gol no fue uno más para Tailandia.

Mirá las Noticias Destacadas