El primer ministro israelí sucumbió en su intento y el presidente Reuvén Rivlin encargará la tarea al líder opositor.

En el día de su 70 cumpleaños, al finalizar la fiesta de Sucot y dos días antes de expirar el plazo, el primer ministro en funciones israelí, Benjamín Netanyahu, anunció que había informado al presidente del Estado de Israel, Reuvén Rivlin, de que no era capaz de formar gobierno, cuatro meses después de haber fracasado en el mismo cometido.

En un discurso difundido a través de las redes sociales el que ha sido jefe del gobierno israelí durante los últimos diez años, aseguró que ha trabajado “incansablemente" para formar Ejecutivo y culpó del fiasco a su rival, el centrista Beny Gantz, que ahora recibirá el encargo de intentarlo.

“En las últimas semanas he hecho todo lo posible para llevar a Beny Gantz a la mesa de negociaciones. Desafortunadamente, simplemente se negó una y otra vez", afirmó Netanyahu.

Gantz, exjefe del Estado Mayor del Ejército y un recién llegado a la política, tendrá ahora su oportunidad. El presidente israelí ya ha confirmado que le encargará formar ejecutivo, para lo que tendrá un plazo de 28 días.

De no lograrlo, Rivlin puede remitir el mandato al Parlamento (Knéset), que podría proponer y aprobar a cualquier diputado que contase con apoyo suficiente, aunque lo más probable sería que el país fuese a unas nuevas elecciones generales, que serían las terceras en un año.

Fuente: Público.es

Mirá las Noticias Destacadas