El mandatario venezolano se expresó tras la llegada de la ayuda humanitaria solicitada por Juan Guaidó y rompió relaciones con Colombia.

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, recalcó este sábado que su Gobierno, junto al pueblo venezolano, libra una batalla para “defender las fronteras de la patria y el derecho a ser libres".

Lo expresó en medio de una multitudinaria manifestación en el centro de Caracas, convocada por el chavismo. Allí, el Jefe de Estado enfatizó que, en medio de las tensiones con Colombia por el ingreso a la fuerza de un ‘convoy humanitario‘ proveniente de EE.UU., y el “intento de golpe de Estado" orquestado por la oposición, “no es tiempo de traidores".

Con el llamamiento del autoproclamado “presidente encargado”, Juan Guaidó, de la “ayuda humanitaria” a Venezuela, Maduro se refirió a la tensa situación que se presentó hoy en la frontera colombo-venezolana, luego de que tres militares se robaran dos tanquetas e intentaran atropellar a civiles para cruzar a territorio neogranadino, donde fueron recibidos por dirigentes opositores prófugos de la justicia.

“Hicieron un show", aseguró Maduro, quien denunció que detrás de la ‘ayuda humanitaria’ y el concierto realizado el viernes en Cúcuta, con financiamiento de EE.UU., “tratan de lavarle la cara al monstruo de Donald Trump".

“El plan está develado. Lo ha anunciado el propio Donald Trump desde la Casa Blanca. Ha anunciado que está contemplando una invasión militar contra Venezuela", reiteró el mandatario, tras tildar de “títere del imperio" al diputado Juan Guaidó.

De igual forma, acusó a los promotores de la ‘ayuda humanitaria’ de querer encubrir con esa operación la entrada de soldados estadounidenses a territorio venezolano: “Eso lo prohíbe expresamente la Carta de Naciones Unidas (…) ¿Qué hay detrás de ese plan? ¡Un intento de invasión!".

Por otro lado, Maduro fustigó a Guaidó y al “pequeño grupo de peleles" que, a su entender, “ha secuestrado a la oposición venezolana" porque han delegado la dirección política a la Casa Blanca.

“Han caído demasiado bajo (…) ¿Hasta cuándo le van a hacer daño al país? ¿Hasta cuándo van a seguir inventando jueguitos de desestabilización? ¿Qué han logrado en 20 años de conspiración?", manifestó.

Es por ello que dijo: “He decidido romper todas las relaciones políticas y diplomáticas con el gobierno de Colombia ¡Les doy 24 horas a sus representantes diplomáticos para salir del país!”.

Asimismo, destacó que a pesar de Guaidó se autoproclamó como “presidente encargado", el líder opositor no ha llamado a comicios presidenciales como contempla la Carta Magna: “¿Por qué no convocaron a elecciones presidenciales si tienen el poder? Las elecciones debieron ser hoy, en 30 días, como manda la Constitución".