Profesionales reclaman que la obra social cambie la forma de abonar las diferentes prácticas.

La Asociación de Oncólogos advierte que podría dejar de atender Pami debido a los retrasos en los pagos y las muy bajas cápitas que paga.

“La situación que se plantea es que los oncólogos que atienden Pami, en un promedio, llevan seis meses sin cobrar", afirmó Santiago Bella, miembro de la asociación.

El oncólogo explicó el funcionamiento del sistema capitado. En él, la obra social paga un monto fijo mensual por afiliado y asigna a cada institución un número determinado de cápitas.

“La cápita de los honorarios del oncólogo es de 0,69 centavos, está desglosada, por lo que la institución sabe que cobra 0,69 centavos por afiliado, con 18 mil afiliados, implicaría unos 13 mil pesos por mes", indicó.

Para llegar a cobrar este monto, el profesional debe atender unas 10 consultas diarias. “Es una situación compleja porque además no lo cobran porque las instituciones no lo pueden pagar", afirmó Bella.

Un oncólogo debe atender las complicaciones de un cáncer, tratamiento y hacer los seguimientos a largo plazo de los pacientes. Esta enfermedad es crónica, por lo que su atención “es un camino que uno recorre con el paciente. No queremos resentir la actividad en forma inmediata, hacerlo de forma paulatina, para poder acomodar las cargas con los pacientes. No queremos llegar a eso, pero desde agosto del año pasado que advertimos que esto va a pasar", expresó el especialista.

Mirá las Noticias Destacadas