Mayo es un mes crítico para la renegociación de la deuda externa.

El gobierno nacional presentó su oferta de pago a mediados de abril, y un mes después comenzaron a llegar las contraofertas de los acreedores. Casi un 56% de los argentinos está de acuerdo con renegociar la deuda, con lo cual el aval al proceso en curso es mayoritario, mientras que casi un cuarto plantea la postura más extrema de exigir el perdón de la deuda, según la encuesta de Celag (ver gráfico arriba).

La consultora Poliarquía muestra un acuerdo de igual magnitud respecto a cómo el gobierno lleva el tema: 55% (ver gráfica abajo).

 

 

Según Poliarquía, el 60% está a favor de acordar con los acreedores y evitar el default; apenas 17% prefiere el repudio de la deuda y entrar en cesación de pagos. Tanto entre los votantes del Frente de Todos como entre los de Juntos por el Cambio la postura negociadora es mayoritaria (ver gráfico arriba), ratificando las tendencias de la encuesta de Celag.

 

Esa actitud a favor de la negociación se explica por el impacto negativo que se asocia a un eventual default: casi 60% responde en esa línea, aunque en este caso el temor es mucho más marcado entre quienes votaron por Macri el 27-O-2019 (ver gráfico arriba).

Sin embargo, hay un dato no menor: la creencia de que hay que acordar con los acreedores para evitar la cesación de pagos cayó desde que comenzó la pandemia del Covid-19, según el Índice de Voluntad de Pago (IVP) elaborado por D´Alessio/IROL-Berensztein: pasó de registros en torno a los 57 puntos en el trimestre diciembre 2019-febrero 2020 a guarismos alrededor de 52 puntos en marzo y abril (ver gráfico abajo).

 

El IVP surge de un promedio de cinco variables: creencia de que se deben cumplir los pagos (59,86), aversión al default (59,88), tolerancia al ajuste (31,84), percepción de los riesgos del impago (75,21) y prioridad en el gasto público (30,00). Cayó fuerte la aversión al default: en diciembre pasado rondaba los 71 puntos, y en abril rozó los 60 (ver gráfico abajo).

 

Los votantes del Frente de Todos muestran menos voluntad de pago que los de Juntos por el Cambio: 33,48 vs 69,50 (ver gráfico abajo). En síntesis, los argentinos apoyan la renegociación con los acreedores y prefieren evitar el default, pero desde que llegó la pandemia tienen menos aversión a esa posibilidad.

 

Finalmente, como dato contextual, casi el 60% se siente muy o bastante informado del tema, vs 33% que se siente poco o nada informado, según Poliarquía (ver gráfico abajo).

La encuesta de Poliarquía se realizó de manera telefónica (vía IVR) sobre una muestra nacional de 914 casos a fines de abril, mientras que la del Celag se realizó a fines de abril y principios de mayo sobre una muestra de 2.000 casos relevados de manera telefónica y presencial, y el estudio de D`Alessio/IROL-Berensztein se hizo online en abril.