Debido a su estado de salud el vicepresidente de Electroingeniería podrá salir de la cárcel. Está preso desde el 1 de agosto.

La Cámara Federal porteña concedió este viernes el arresto domiciliario por razones humanitarias al empresario Gerardo Ferreyra en la causa por los cuadernos de la corrupción, en la que quedó preso el 1 de agosto de 2018.

La decisión fue de los camaristas Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi, quienes rechazaron excarcelarlo, pero “momentáneamente” dieron al dueño de la empresa Electroingeniería el beneficio del arresto domiciliario bajo “estrictas medidas de seguridad”, según la resolución firmada este viernes a la que accedió Télam.

Ferreyra quedará con arresto domiciliario “bajo el Programa de Asistencia de Personas bajo Vigilancia Electrónica”, con pulsera y GPS. La medida se dispuso mientras se concluyen diligencias vinculadas al estado de salud del empresario y a pruebas pendientes en el caso.

El vicepresidente de Electroingeniería era el único empresario preso que quedaba en el marco de la causa de los cuadernos. Además se negó a negociar la figura de arrepentido que le permitió a otros hombres de negocios salir de la cárcel.

Mirá las Noticias Destacadas