El Gobierno pasó de la ‘lluvia de inversiones’ a ‘las tormentas’ que afectan la economía. Ayer fue otro día con mal clima en la economía.