El trapero sigue eligiendo su ciudad para crear. Ahora rodó una publicidad y la zona de la terminal estuvo cerrada hasta la noche.

Paulo Londra es profeta en su tierra y es su tierra la que elige a la hora de rodar.

En esta ocasión, la zona de la nueva terminal fue la elegida. Una cancha de básquet con paredes con arte urbano fue la locación seleccionada por la producción de Paulo Londra. Se sabe que correspondía a una publicidad de un yogurt.

A pesar del gran operativo, montado desde las 7 de la mañana del miércoles y que se extiendió hasta las 21, el joven cordobés se acercó a sus fans en cuanto arribó al lugar.

Compartimos la información del colega Javier Sassi

Mirá las Noticias Destacadas