Debido a las inclemencias climáticas de las últimas horas continúan los inconvenientes, con complicaciones de tránsito incluidas.

La asfixiante sensación térmica de las últimas jornadas, aplacada con la llegada de las lluvias, trae sus consecuencias en Córdoba, aún pasadas varias horas.

Por caso, la Policía Caminera informó que la ruta 9, a la altura de la localidad de Toledo, debido ser cortada al tránsito por “agua en la calzada".

Del mismo modo, a media mañana se interrumpió el paso vehicular en la ruta S-271, a la altura del vado San Clemente.

En diversos sectores de la provincia continúan registrándose cortes de luz, certificados y mantenidos en el momento a momento vía redes sociales por la Empresa Provincial de Energía de Córdoba (EPEC).

Los anegamientos también estuvieron a la orden del día, y la gran cantidad de agua acumulada, debido a precipitaciones por encima de la media en todo el territorio.

“El principal problema que tenemos es avenida Costanera, por el aumento del caudal del río Suquía. La precipitación local no fue importante, pero las válvulas del San Roque están abiertas totalmente”, remarcó Hugo Garrido, subsecretario de Emergencia Urbana de la ciudad de Córdoba.

El funcionario confirmó que todos los sectores bajos de la avenida capitalina están cerrados al tránsito.

Garrido le dijo a radio Universidad que “hay sectores con frentes de obras que complicaron el normal escurrimiento del agua”, como “en el ingreso a barrio Sacchi”.