El fiscal Carlos Gonella, además, pidió multas millonarias y penas de siete años para los socios de Cordubensis.

La fiscalía de la causa CBI pidió once años de prisión y una multa de 1.021 millones de pesos para Eduardo Rodrigo, expresidente de la financiera Cordubensis (CBI).

Además, el fiscal Carlos Gonella pidió penas de siete años de cárcel y multas por 681 millones de pesos a los socios Aldo Hugo Ramírez, Julio César Ahumada y Oscar Américo Altamirano; y para Daniel Arnoldo Tissera, el cuarto socio, solicitó cuatro años de prisión y 340 millones de multa.

Otros personajes relacionados a la financiera no tuvieron mejor suerte. Para el arrepentido Miguel Ricardo Vera, a pesar del rol que ocupó en la investigación, la fiscalía pidió diez años de prisión y 1.400 millones de pesos de multa. Gonella afirmó que aún no hay elementos que justifiquen atenuar la pena.

También pidió seis años y seis meses de prisión y 82 millones de pesos de multa para Diego Ariel Sarrafian. Darío Onofre Remonda, empresario de Centro Motor, tendría una pena de tres años de prisión en suspenso y 102 millones de pesos de multa, de acatarse el pedido del fiscal.

El encargado de la sucursal de CBI en Córdoba, que se ubicaba en la calle Rivadavia, tiene un pedido de tres años de prisión condicional y una multa de 90 mil pesos.

Se espera que el Tribunal Oral Federal 2 dicte sentencia por el caso el jueves 27 de junio.

Mirá las Noticias Destacadas