Paso a pasito nos vamos convirtiendo en los gordos de la película Wall-E. Ya nadie se mueve, ya nadie camina. Se nos está echando la burra de una manera atroz.

Mirá las Noticias Destacadas