La música nos transporta, nos eleva, nos hace sentir cosas que hacía mucho no sentíamos. Y ahí es donde empezamos a recordar viejas historias, entonces buscamos temas y lo relacionamos con momentos y personas. Y cuando nos queremos acordar, estamos abrazados a la escoba cantando o tocando una guitarra de aire.

Mirá las Noticias Destacadas