Florencia Kirchner utilizó su cuenta de Instagram para compartir reflexiones respecto a su estado de salud y aseguró que sus problemas de salud se deben a un "plan sistemático" de los medios, la Justicia y el Gobierno de Mauricio Macri.

La hija de Cristina Fernández y Néstor Kirchner compartió una foto suya de abril de 2016, "tiempo antes de que según los medios de comunicación dejara de ser una pendeja frívola para pasar a ser la capa de la mafia, con una mente por encima del rango normal, dado que con 12 años ya vivía una vida ilícita", expresó.

Luego la publicación continuó diciendo: "Cada vez que el macrismo generaba un nuevo hundimiento, sabía que era semana de mi nombre difamado por todos lados, de los orangutanes de la justicia metiéndose en mi casa y haciendo conmigo lo que querían, fuera de cualquier marco legal. Se había vuelto un plan sistemático".

En marzo de 2019, Cristina había apuntado contra la Justicia por la salud de su hija alegando que "la persecución que hicieron sobre ella la devastó". Así lo afirmó en un video publicado en su cuenta de Twitter.

La joven vive en Cuba desde hace más de un año, allí esta bajo un tratamiento médico. Se encuentra procesada en las causas "Hotesur" y "Los Sauces".

De acuerdo a los informes médicos presentados a la Justicia tiene síndrome purpúrico en estudio; polineuropatía sensitiva desmielinizante de etiología desconocida; amenorrea en estudio; bajo peso corporal; y linfedema ligero de miembros inferiores de etiología no precisada. Debido a este complejo cuadro Cristina ya viajó en nueve oportunidades a la isla para visitarla.

 

Florencia Kirchner on Instagram: “Abril de 2016. Un tiempo antes de que según los medios de comunicación dejara de ser una pendeja frívola para pasar a ser la capa de la…”