Este viernes a las 11 horas se presenta Laura, así denominaron desde el área de Finanzas a las herramientas automatizadas de gestión.

El sistema, llamado Laura, cuenta con correo electrónico, nombre de usuario y clave para hacer trámites, pero no es una persona sino un robot virtual.

Se trata de un software que ejecuta diversas gestiones que implican acciones repetitivas, lo que permite ganar en velocidad al tiempo que reduce el margen de error humano.

El Ministerio de Finanzas, a cargo de Osvaldo Giordano, indicó que ya se incorporó a la Caja de Jubilaciones y en los próximos meses se extenderá a otras áreas y dependencias del Ministerio de Finanzas.

En la Caja de Jubilaciones, el software se conecta con la base de datos de Anses para comprobar la situación previsional de un potencial beneficiario y así verificar información clave como años de aportes, y salarios, datos fundamentales para establecer si corresponde un beneficio nacional o provincial, la existencia de posibles incompatibilidades y el haber jubilatorio entre otros parámetros.

Desde el gobierno de Córdoba explicaron que esa tarea anteriormente era realizada por un empleado una o dos veces por semana en horario laboral, lo que le demandaba en promedio una hora y hacía que el trámite pudiera demorar una semana.

Ahora, esta herramienta de gestión desarrolla la misma tarea en cuatro minutos, de lunes a domingo, dos veces al día y el tiempo de gestión se redujo a tres días.

De esta manera el software conserva una capacidad ociosa de 23 horas y 52 minutos diarios que le permitirán automatizar nuevos procesos acelerando plazos y reduciendo posibilidades de error.

Entre las tareas que sumará el sistema se cuentan acciones vinculadas a pagos en Rentas, intercambio de información con otras dependencias provinciales y nacionales, y atención a proveedores, entre otras.

Ante las posibles críticas desde los gremios, el ministro Giordano aclara que en el Estado hay estabilidad laboral y no implicará despidos ni recortes de recursos humanos.

El funcionario aclara que Laura permitirá "reconvertir a los trabajadores para prestar otros servicios necesarios para la sociedad".

“Se trata de sumar tecnología para ofrecer mejores servicios, más rápidos y seguros y además liberar al personal humano de tareas tediosas y repetitivas para que se orienten a labores más vinculadas al ciudadano”, explica el ministro Giordano.