Este jueves se conoció la inflación de enero, que según el Indec fue de 2,3 por ciento. La baja respecto al mes de diciembre es considerable y el número generó sorpresa en algunos sectores. Marco Lavagna, el director del Indec, aseguró que la cifra "era esperable".

"Entiendo que por la expectativa sorprendió el número, pero para nosotros que lo veníamos siguiendo sabíamos que íbamos a estar por debajo del número de diciembre que fue de 3,7%", indicó en diálogo con Infobae.

El motivo de la baja de debe a que el número de diciembre se vio afectado por las subas de las prepagas, telefonía e internet y combustibles. "Todo esto lo llevaste a casi 0% en enero”, recordó el funcionario, debbio a los acuerdos de precios y congelamientos de los servicios,.

 

 

“En el caso de la salud se le suma el acuerdo que se firmó a mediados de diciembre de 2019 que retrotrae los precios de los medicamentos a los primeros días de diciembre pero que recién repercutió esta baja en los valores de enero”, agregó.

De todas maneras, esta desaceleración no es contundente y Lavagna aclaró que hay que ser cautos. "Tenemos que seguir trabajando mucho”, dijo. Informó también que el equipo con el que trabajan "es el mismo equipo de la gestión anterior”, lo que le transmite confianza.