La novedad trascendió rápidamente. La sensibilidad que demanda una pandemia no es cuestión menor.

Por eso, el accidente que sufrió el ministro de Salud de la provincia de Corrientes, Ricardo Cardozo, demandó preocupación.

Según se informó, viajando solo en una camioneta oficial sufrió una descompensación cardiovascular aguda y se descompensó, chocando contra un vehículo que estaba detenido.

Se informó oficialmente que el funcionario de la provincia gobernada por el radicalismo se dirigía desde la capital hacia Goya a reunirse con sus pares locales.

Sin embargo, tampoco dejó de llamar la atención que en la camioneta trasladaba vacunas Sputnik V, refrigeradas pero sin protocolo.

El rechazo social se planteó porque el propio Cardozo firmó, en diciembre pasado, un acuerdo con una droguería privada, “Droguería del Sud”, para que se encargue de la recepción, el cuidado, almacenamiento y distribución de las vacunas en el territorio.

Vía redes sociales, el implicado llevó tranquilidad sobre su estado de salud.