El gobierno nacional estima que durante junio el operativo de vacunación tomará el mayor volumen desde que comenzó, en diciembre del 2020. Se espera que desde entonces, lleguen al país  entre 8 y 9 millones de dosis por mes. El desafío será lograr tener la capacidad logística suficiente para que las vacunas lleguen al interior.  

En el Ministerio de Salud que conduce Carla Vizzotti estiman que se podrían llegar a aplicar entre 7 y 8 millones de dosis por mes, para lo cual se deberían multiplicar los centros de vacunación y aumentar el personal que lleve a cabo la inoculación.

El desafío de la distribución:

Las dificultades aparecen en la distribución de las dosis: desde que desembarcan en Ezeiza hasta que son distribuidas a las provincias pasan 48 horas. Luego son al menos dos días más para que los gobiernos provinciales las repartan en las diferentes localidades. Ese tiempo genera una demora en la frecuencia de vacunación.

Lo que el Gobierno intentará lograr a partir de junio es aceitar el envío de dosis para que la distribución nunca se corte. De esa forma cada ciudad o pueblo del interior podrá tener en forma permanente un stock para ir vacunando. Cuando se efectivice esa cadena, el tiempo se vacunación se va a reduciría notablemente y aumentaría la cantidad de dosis aplicadas.

Planean vacunar con una sola dosis a todos los mayores de 18 años antes de fin de año

Los mayores de 18, antes de fin de año

Según publica Infobae, el gobierno estima vacunar antes de la Navidad a cerca de 24 millones de personas con, al menos, una sola dosis.

En tanto, con la cantidad de vacunes que llegarán a la Argentina por mes, el Gobierno espera vacunar con una sola dosis, antes del 21 de junio, a las 14.492.299 que forman parte de los grupos de riesgos. De ahí en adelante quedarían por vacunar a los 10 millones de personas restantes.

El plan de acción es ir completando la segunda dosis de los grupos de riesgo durante los meses del invierno y avanzar, en paralelo, con las primeras inoculaciones en el resto de la población. Aún no está definido si después de la población objetivo, como denominaron a los grupos más expuestos ante el virus, se vacunará a todos los trabajadores esenciales. Es decir, a las categorías que estuvieron habilitadas a trabajar desde que comenzó la pandemia.

Por supuesto, la campaña de vacunación que tiene prevista el gobierno para el resto del año,  depende de la cantidad de vacunas que lleguen al país y el momento en que lo hagan. El cronograma y el cumplimiento de los laboratorios son imprescindibles para lograrlo. 

Con información de Infobae