Tweet de Gobierno de Córdoba

Lo anunciado por el presidente Fernández anoche, incluye restricciones para circulación y actividades no esenciales entre las 20 y las 6 de la mañana; el retorno a las clases virtuales por dos semanas en todo el sistema escolar; la apertura de comercios sólo entre las 9 y las 19 horas y la vuelta a la modalidad de atención nocturna con take away o delivery para los locales gastronómicos.

VER: El Presidente anunció severas restricciones para el Gran Buenos Aires

Además, se suspenden todas las actividades recreativas, sociales, culturales, deportivas y religiosas que se realicen en lugares cerrados.

Por otra parte, el primer mandatario aseguró que las distintas Fuerzas de Seguridad federales como la Gendarmería Nacional, la Prefectura Naval y la Policía Aeroportuaria, participarán en operativos conjuntos para controlar que las nuevas medidas se cumplan.

Además, personal de las Fuerzas Armadas colaborarán con los diferentes operativos sanitarios.

VER: Las dos claves que señaló el Presidente para que no se agrave la pandemia en el país

Córdoba, sin cambios

El ministro de Seguridad de la Provincia, Alfonso Mosquera, también presente en la ciudad de Río Cuarto, fue más contundente y ratificó que Córdoba mantendrá sus medidas recientemente dispuestas.

"Córdoba continuará con su estrategia sin modificaciones por el momento. No hay modificaciones previstas ni fechas establecidas. Vamos a seguir trabajando en los términos acordados con los 427 intendentes y jefes comunales de la provincia", remarcó.

VER: Ya rigen las nuevas restricciones para Córdoba

De este modo, en la provincia de Córdoba seguirán las medidas ya vigentes y por lo tanto sólo se mantendrá restringida la circulación y la actividad nocturna entre las 0 y las 6 de la madrugada de lunes a viernes y entre la 1 y las 6 los sábados, domingos y feriados.

Además, las escuelas mantendrán el sistema mixto de presencialidad y virtualidad alternando una semana cada sistema con el mecanismo de “burbujas sanitarias” en cada curso.

Finalmente, Mosquera dijo que la Policía, junto con las autoridades de cada municipio, trabajan “a destajo” para impedir fiestas o encuentros clandestinos.