Todas esas chicas en las barricadas

 "Vimos autos ardiendo por Corro; en un momento se corrió la voz de la muerte de Mena y seguimos armando muchas más barricadas, con lo que la gente nos tiraba. Me acuerdo muy puntualmente de policía con un papelito en la mano, que decía: “A mí me mandaron acá. ¿Aquí que hago?”. Le habían dado esa consigna y Córdoba ardía. Si tuve miedo no lo sé, pero sí sabía que tenía que estar con alguien". Susy Carranza

Todas esas chicas en las barricadas
Todas esas chicas en las barricadas

"Yo anduve por Güemes haciendo barricadas y recibíamos mucha solidaridad de los vecinos, que nos convidaban con mate cocido y nos refugiaban hasta que pasaba el malón de policías…" Soledad García.  

Todas esas chicas en las barricadas

"Anduve esquivando los caballos de la montada que se pegaban unas patinadas bárbaras entre las bolitas y también los manifestantes ¡les tiraban gatos! claro, los caballos se iban a la mierda…Así los obreros y los estudiantes fueron ocupando toda la ciudad". María Lila García

Todas esas chicas en las barricadas

"Nos subimos a una Estanciera del SMATA y enfilamos hacia el centro de Córdoba. Me agarré un susto grande cuando vi en la parte trasera del auto un montón de Molotov…pudimos llegar por Colón hasta el Cinerama y allí nos enfrentamos con la policía montada ¡A pura bolita los hacíamos retroceder! Nosotras estábamos todas juntas y me acuerdo de la alegría que teníamos". Lina Averna

Todas esas chicas en las barricadas

Al otro día me veo en primera plana en La Voz del Interior y La Razón y creo que eso le sirvió a la policía para identificarme, me sacaron del banco y llevaron detenida. (…) Me mostraron las filmaciones que salieron en los canales y yo me veo cantando: ¡El macho Ongaro ha tomado la batuta para que se vayan estos hijos de puta!, pero sin sonido, entonces los milicos me preguntan qué venía cantando y a mí se me ocurrió decirles que gritaba ¡Libertad, libertad, libertad!. Menos mal que no sabían leer los labios.  El cargo que me habían hecho eraIncitación a la rebelión” igual que a Tosco y todos los demás". Ana María "Nene" Peña, militante sindical.

Todas esas chicas en las barricadas

Bibiana Fulchieri

El Cordobazo de las mujeres es un libro de Bibiana Fulchieri editado en 2018 en la colección Las Nuestras, del gobierno de la provincia de Córdoba
El Cordobazo de las mujeres es un libro de Bibiana Fulchieri editado en 2018 en la colección Las Nuestras, del gobierno de la provincia de Córdoba

El Cordobazo de las mujeres es un libro de Bibiana Fulchieri editado en 2018 en la colección Las Nuestras, del gobierno de la provincia de Córdoba. Fulchieri, que se desempeña como fotógrafa editorial, periodista y gestora cultural, recuerda: “Al tomar cuenta de la proximidad redonda de los 50 años de conmemoración del Cordobazo, sentí fuerte necesidad de retomar Mujeres desde el Cordobazo hasta nuestros días, una edición del Movimiento de Mujeres Córdoba, publicado en el 2006". Revisitó la memoria de algunas de esas mujeres y sumó otras que fue encontrando y que no estaban –curiosamente- en los archivos de la época.

Tras una profunda investigación, Bibiana compone, escribe e ilustra su libro como memorias, “porque no somos sino memoria”, afirma. Y las fotografías que hoy publica Cba24n son apenas una pequeña muestra de este valioso trabajo.

En palabras de María Teresa Andruetto, autora del prólogo, “Este libro se construye sobre una circunstancia histórica precisa –el Cordobazo- y sobre una línea convergente –ser mujer y militante política en esa circunstancia-. Hoy sabemos que la lucha por los derechos laborales y sociales, aunque reunió a muchas mujeres, a menudo las disolvió en la anonimia, estando como estaban detrás de sus compañeros de vida o padres o dirigentes, invisibilizadas a veces incluso también por ellos. Bibiana Fulchieri toma nota de esto, las busca, entrevista y registra para nosotras relatos donde podemos verlas y ver por sus ojos las condiciones de época…”