“Le pido a Dios y al próximo Gobierno que haga algo urgente”, dijo el secretario general de Smata frente al panorama automotriz.

Por la baja de la producción la fábrica de Renault en Córdoba suspendió un turno de seis horas además del convenio de flexibilización laboral que firmó con la regional de SMATA hasta marzo.

“Llegamos a un acuerdo para que los compañeros afectados van a hacer otras tareas de mantenimiento y no de producción para resguardar los puestos de trabajo", expresó Antonio Quintana, secretario general del gremio.

El gremialista caracterizó la situación del sector como “crítica" y le pidió al próximo gobierno “que haga algo urgente".

Mirá las Noticias Destacadas