No recibió condena por el beneficio de la duda, ya que adujo creer que el exfuncionario traía comida al convento de General Rodríguez.

El revuelo que causó ver a un exfuncionario del gobierno nacional revolear bolsos con nueve millones de dólares en un convento en plena noche, se fue diluyendo con el paso del tiempo.

Este miércoles José López, quien fuera secretario de Obras Públicas, recibió seis años de prisión por “enriquecimiento ilícito”, en el proceso judicial que concluyó.

Se trata de la máxima pena en virtud de la acusación, aunque se indagó poco en la procedencia de la millonaria cantidad de dinero con la que contaba.

De hecho uno de los fajos de billetes verdes hasta tenía su procedencia: el banco Finansur.

En ese contexto, fue absuelta también “la hermana Inés”, quien aparecía en los videos recibiendo los bolsos.

Inés Aparicio declaró, en el juicio, que pensó que traía “comida”, como habitualmente hacía el mismo López.

En el Tribunal Federal Oral Nº1 hubo coincidencias entre los jueces Ricardo Basílico y José Michilini respecto a la falta de prueba, mientras que Adrián Grünberg adujo que no había evidencias en su contra.

También hubo condena para la esposa de López, María Amalia Díaz, como partícipe del delito de enriquecimiento ilícito.

Mirá las Noticias Destacadas