Conocé los riesgos de utilizar las estaciones de carga vía USB para dispositivos móviles que existen en los aeropuertos y otros espacios.

“Conectarse a un puerto USB público es como encontrar un cepillo de dientes en la orilla de la carretera y decidir metérselo a la boca. No tienes idea de dónde ha estado esa cosa”, aseguró Caleb Barlow, vicepresidente de X-Force Threat Intelligence en IBM Security, a Forbes.

Así describen la acción de riesgo desde esta compañía, debido a que los equipos que se conecten a las estaciones de carga pueden ser aprovechados por cibercriminales capaces de instalar malware o extraer datos de los dispositivos conectados.

Entonces, ¿qué hacer?

La recomendación más segura es llevar tu cargador  y enchufarlo a una tomacorriente de pared.

No sólo existen estos riesgos para las estaciones de carga de los aeropuertos, sino Barlow sostiene que también es preocupante la carga vía USB en otros lugares públicos como centros comerciales.

También destacó que es necesario evitar utilizar accesorios tecnológicos dejados por otros viajeros en un lugar o que están ahí para su uso compartido, como en el caso de los cables de carga, es buena idea.

“Digamos que soy una mala persona. Entro a un aeropuerto. No voy a desarmar fácilmente una estación de carga, pero sí puedo sin problema dejar ahí mi cable. Y dentro de ese cable puede haber un chip adicional que implementa malware”, advirtió.

De acuerdo con un estudio de IBM Security, un creciente número de piratas informáticos tiene la mira puesta sobre los viajeros.

El Índice de Inteligencia de Amenazas IBM X-Force de 2019 reveló que el sector del transporte se ha convertido en un objetivo prioritario para los ciberdelincuentes, colocándolo en el segundo lugar de las industrias más afectadas.

Mirá las Noticias Destacadas