Aducen que la ocupación es “20% menor a la prevista”, que bajó el promedio de estadía y “nadie entra a un local a comer sin ver la carta”.

En las últimas horas, un núcleo de empresarios del sector hotelero y gastronómico de Villa Carlos Paz, “autoconvocados”, se reunieron ante la preocupación por los bajos números que arroja la presente temporada turística.

El documento emitido tras la puesta en común deja en evidencia “una cruda realidad", marcada por la merma en las reservas y un turista “medido” a la hora de los gastos. Se solicita allí a la Municipalidad decretar la “emergencia" en el sector turístico, y se denuncia las subas impositivas y en las boletas de servicios.

Rodrigo Serna, titular de la Asociación Hotelera, Gastronómica y afines de la villa aunque ausente en el cónclave, adujo que están “lejos de un boom turístico” y con una estadía “20 por ciento inferior a lo que se calculaba”.

En diálogo con el programa La Primera, de radio Universidad, dijo: “La gente viene en un porcentaje entre 65 y 70% los fines de semana y entre el 50 y 55% los días de semana. El nivel de gasto es cuidadísimo y se optó por reducir la cantidad de veces que sale a comer. Si hace unos años el promedio de días que se pernoctaba por persona eran ocho, hoy son sólo tres”.

Para Serna, quien manifestó su voluntad de ser candidato a intendente de Carlos Paz, las autoridades “no leen la realidad total”, aunque “hay más rotación”.

Adujo que en la actualidad “la gente no entra a un local sin ver una carta”, por lo que “el llamado menú turista está funcionando muy bien”.

Mirá las Noticias Destacadas