Representantes de las empresas denuncian que en Córdoba no se cumple con el precio ni la cantidad de litros de combustible que se entregan.

En algunos sectores del interior de la provincia de Córdoba, una única estación de servicio aparece como un faro.

Así como para la movilidad diaria, también lo es para mover la economía, de por sí castigada por el momento actual.

En ese sentido, varios representantes de estaciones “blancas” del territorio cordobés realizan reuniones ante incumplimientos varios en la entrega de combustibles líquidos.

“Queremos difundir la problemática del sector, porque nuestras estaciones se están quedando sin combustible y nos lo venden a un precio mayor al que deberían”, sentencia Sebastián Barinaga.

En diálogo con radio Universidad, el estacionero adujo que la cuestión comenzó “después del congelamiento de precios en el sector mayorista” anunciado por el gobierno nacional, y “no se nos respeta el precio y la cantidad a entregar”.

Barinaga indicó que vienen realizando reuniones con cámaras de empresarios y representantes de la Secretaría de Energía de la Nación.

Mirá las Noticias Destacadas