Versiones indican que esa es la propuesta de CONMEBOL. Un funcionario policial considera que se debe jugar sin público.

En medio de la reunión que mantienen los presidentes de Boca Juniors y River Plate, Daniel Angelici y Rodolfo D’Onofrio, y de la CONMEBOL, Alejandro Domínguez, una versión indica que la Confederación Sudamericana de Fútbol habría sugerido que la sede de la segunda final de la Copa Libertadores de América, sea Asunción de Paraguay. Por capacidad y tradición, es de suponer que el estadio asignado sería el Defensores del Chaco.

La versión fue reforzada por la opinión del comandante de la policía nacional paraguaya, Walter Vázquez, quien en la radio ABC Cardinal AM 730, dijo lo siguiente: “Si se toma la decisión de que se juegue acá en Paraguay, vamos a tomar las medidas de fuerza necesarias,pero la recomendación de la Policía es que se juegue a puertas cerradas”.

Hasta el momento no hubo declaración oficial al respecto.