El proyecto pretende ser una continuación de la Ley de Software, sancionada en el 2011.

El Gobierno Nacional enviará al Congreso un proyecto de ley sobre economía del conocimiento. La ley reemplazará y ampliará los alcances de la Ley 25.922 de Promoción de la Industria del Software.

Mariano Mayer, secretario de Emprendedores y Pymes, declaró a Canal 10: “La economía del conocimiento es un sector muy importante en nuestro país que genera exportaciones y empleo de calidad en todo el país".

La economía basada en conocimiento es un sector de la industria que genera valor mediante la aplicación de determinados conocimientos.  El software, la robótica, la biotecnología, la inteligencia artificial y las producciones audiovisuales son algunos ejemplos de industrias del conocimiento.

Mayer planteó que la nueva ley permitirá generar 200 mil empleos en el sector y que repercutirá positivamente en otros sectores de la economía.

En una reunión realizada en la Casa Rosada, el gobierno nacional presentó el proyecto de ley que regularía la actividad de los sectores que forman parte de la denominada “economía del conocimiento".

Según fuentes oficiales, el nuevo cuerpo normativo apunta a fomentar el crecimiento, la innovación y la capacitación a través de la tecnología. También, contempla la duplicación de las fuentes de trabajo en el sector.

Además de la industria del software, la nueva ley contemplará a otras industrias como la Audiovisual, Biotecnología, Servicios Geológicos, Servicios Profesionales (únicamente en la medida que sean de exportación), Investigación y Desarrollo Experimental, Nanotecnología, Industria Aeroespacial y Satelital, Inteligencia Artificial, Robótica e Internet Industrial, Internet de las Cosas, Sensores, Manufactura Aditiva, Realidad Aumentada y Virtual, y Simulación, considerándose en tales casos exclusivamente asociado a la Industria 4.0.

El proyecto tiene como ejes facilitar la contratación y la capacitación de talento, promover las exportaciones e incentivar la innovación (I+D) y la creación de nuevos emprendimientos. La iniciativa apunta a beneficiar a las empresas del conocimiento con una baja del impuesto a las ganancias y un adelanto del mínimo no imponible que incentive la incorporación de talento.

El Gobierno ya tiene un proyecto de ley sobre “Economía del Conocimiento"