Este domingo se impuso por décima vez en la localidad del sur cordobés. Sacó el 48% de los votos y sigue el camino iniciado en 1983.

Ubicada a la vera de la ruta 8, pegada a Río Cuarto y alrededor de las vías férreas que marcan el recorrido del ferrocarril de cargas San Martín, la localidad de Santa Catalina, o Holmberg, tiene sus particularidades políticas.

Este domingo volvió a ser electo Miguel Ángel Negro, obteniendo el 48 por ciento de los votos.

Su principal opositor en las urnas, Maximiliano Rosetto, obtuvo casi el 40%.

El dirigente justicialista afrontará así su décimo período consecutivo, cumpliendo 78 años y cuatro décadas como mandatario.

Afirma desempeñarse “ad honorem” junto a concejales e integrantes del Tribunal de Cuentas, y que cumplirá su último mandato en el cargo.