Un camión de bomberos se había incrustado en la puerta del comercio.

Días atrás una camioneta de bomberos había impactado en la puerta de un local de comida árabe y le había dañado el frente. Por este motivo, el comercio no podía abrir sus puertas. Afortunadamente, y con la colaboración del cuerpo de bomberos, pudieron reparar los daños y volver a trabajar.

“Desde el día del choque comenzamos a recibir la ayuda de la gente y sobretodo del cuerpo de bomberos", cuenta Gabriel, dueño del local. Esa colaboración les permitió poder abrir antes de lo esperado y no perder las noches de fin de semana, que es cuando más se mueve el negocio.

Si bien quedan algunos detalles, poder tener el frente arreglado es de gran ayuda. “Tendríamos que haber esperado mucho más tiempo", aseguró el dueño, si hubieran esperado los tiempos del seguro. El local estuvo dos días y medio cerrado.

Gabriel se mostró contento por el apoyo de la gente. “Hubo como una revolución, recibimos muchos mensajes", celebró.

Mirá las Noticias Destacadas